Entradas

Conferencia OPEN “ALQUIMIA” Julio 2015

“¡Es verdad! ¡Es cierto! ¡Es la verdad plena!alquimia

Lo que está abajo es igual a lo que está arriba, y lo que está arriba es igual a lo que está abajo, para que se cumplan los milagros del Único.

De la misma manera que todo fue engendrado del Único por un solo intermediario, de igual manera todo ha nacido del Único por transmisión.

Su Padre es el Sol, su Madre la Luna, el Aire lo ha llevado en su seno, la Tierra es su nodriza.

El Padre de todos los Talismanes del mundo es omnipresente.

Su Fuerza, cuando es utilizada en la Tierra, permanece inmaculada.”

De la Tabla Esmeralda de Hermes Trismegistos

Conferencia OPEN Julio-2015  “LA ALQUIMIA”

La Rosacruz Áurea organiza un evento “OPEN” (Abierto a todos los Interesados, Alumnos y Simpatizantes).

Este Encuentro tendrá lugar en nuestro centro de Conferencias “El Nuevo Mercurio”, los días 24-25 de Julio de 2015.
Durante este fin de semana se realizaran conferencias, coloquios y talleres en torno a la ALQUIMIA.
El precio de la actividad es de 65 euros, incluyendo comida (lacto-ovo-vegetariana) y alojamiento.
Para inscribirse enviar mail a: sede.central@rosacruzaurea.org

Ver programa detallado de la Conferencia

Revista Pentagrama 2015 – 2

REVISTA PENTAGRAMA nº 2 2015 (Marzo-AbPortada 2-15ril)

Es cierto que para morir hace falta un valor “exterior” y para vivir un valor “interior”. También es cierto que es más fácil morir por nuestras convicciones que vivirlas…
Pero también es cierto que estamos lejos de ponernos de acuerdo sobre el hecho de que la vida real presenta dos aspectos, a saber que vivir significa cambiar, evolucionar, transformarse día a día hasta el momento de la muerte e incluso en ese momento. El precio de la vida se paga con el rescate de la muerte. Una vez que hemos obtenido esta sabiduría y que la hemos hecho nuestra plenamente, el significado de la vida experimenta una revolución de 180º.
En efecto, por esa toma de consciencia cada día se llena de la grandeza que está en nuestro interior: dicha, comprensión y serviciabilidad nos impregnan, nos atraviesan, nos penetran.
Vivir y morir son entonces como inspirar y expirar. Sabemos entonces que la presión que se ejerce sobre nosotros está destinada a hacer de nosotros mejores observadores, más fuertes, más valiosos. Por increíble que esto pueda parecer,las circunstancias actuales nos ofrecen la mejor oportunidad para que, con toda nuestra alma y con todo nuestro corazón, colaboremos siguiendo armoniosamente la corriente de la vida. Los alquimistas clásicos comprendían así la vida, así practicaban su arte y observaban atentamente los procesos relativos a la preparación de la tintura.
Este número contiene la transcripción de los textos del simposio “La muerte y la alquimia” que tuvo lugar el pasado octubre en Noverosa. En la base están las “Fórmulas alquímicas” extraídas de un libro de 2002, Alchemical Psychology.

INDICE DE ARTÍCULOS

– Símbolos, portadores de verdad (Pag.3)
– La muerte alquímica: disuelve y coagula, muere y deviene (Pag.6)
– La sanación por la transformación, curación y alquimia según C.G. Jung (Pag.12)
– Consuelo, fuerza, clemencia, intercambio de experiencias en el acompañamiento al final de la vida  (Pag.22)
– La montaña del Espíritu  (Pag.27)
– Las asas de jade  (Pag.30)
– El redescubrimiento de la Gnosis (II),G.S. Mead  (Pag.34)
– ¿Pensamos o recordamos?  (Pag.38)
– Fórmulas alquímicas:  (Pags.2, 10, 11, 20, 21, 26, 43, 44)

Descargar Pentagrama en formato PDF

Descargar Pentagrama en formato EPUB

Realidades Autocreadas

gotas2REALIDADES AUTOCREADAS
Los seres humanos construimos la realidad, al igual que todos los seres vivos, y esto es así ya que las células sensoriales están «ciegas» para la calidad de los estímulos y responden únicamente a su intensidad. De manera que lo que transmiten es sólo un «cuánto», una cantidad, pero no un «qué».
Por ejemplo, nuestros ojos no proyectan imágenes al cerebro, tal y como lo hace una lente fotográfica sobre la película. Los millones de células sensoriales sensibles a la luz en la retina únicamente son estimuladas a partir de las diferencias de intensidad en las ondas electromagnéticas, y el cerebro es el que calcula formas claras y oscuras y colores.
Fuera de nuestra percepción no hay ni luz ni color, sólo hay ondas electromagnéticas; no hay ni sonido, ni música, sino sólo fluctuaciones periódicas de la presión del aire; «ahí fuera» no hay ni calor ni frío, sino sólo moléculas que se mueven a mayor o menor velocidad. Es el cerebro el que crea la variedad imponente de un mundo multicolor. El cerebro «calcula» su realidad basándose en impresiones sensoriales y recuerdos.
Todo lo que creemos encontrar o haber descubierto en la naturaleza podríamos decir que lo hemos inventado, pero no somos conscientes de ello. Creemos haber encontrado algo ajeno a nosotros y, sin embargo, sólo encontramos lo que corresponde a nuestra manera de percibir y ver la realidad que, supuestamente, existe de manera objetiva «ahí fuera», aproximándonos a ella siempre con prejuicios que se consideran también, objetivamente ,reales.
La consciencia del yo está continuamente forjando llaves que le abren las puertas de la percepción el mundo y, ciertamente, esto se debe a su fe en las regularidades en la repetición de los fenómenos y sucesos, por lo que la forma de plantear una pregunta suele determinar el camino en el que encontrar una respuesta.
Así, vivimos esforzándonos continuamente por mantener nuestra realidad en un proceso que cuesta mucho tiempo y energía, y en ese continuo esfuerzo por mantener el equilibrio entre el mundo exterior e interior, se desencadenan conflictos.
Consideramos que no solo se trata de desenmascarar nuestras pequeñas construcciones cotidianas del yo, sino también las grandes, las que son vitales. Esto significa, por ejemplo, no aferrarse a los sistemas de enseñanza espiritual del pasado y desenmascarar un apego ciego a ellas. Se puede aceptar el trabajo de los Grandes con respeto y agradecimiento, pero sus sistemas ya están construidos, como los antiguos templos. Ahora de lo que se trata es de que el ser humano construya el nuevo templo en su propio microcosmos. Sin la transformación y adaptación de la sabiduría antigua al momento actual, los esfuerzos serían vanos, ya que el ser humano , si se estanca en su evolución, es incapaz de comprender la manifestación divina del tiempo que le corresponde vivir. Entonces es como una estatua de sal en medio de la manifestación universal.
Si comprendemos, cada vez con más profundidad, que nuestra realidad la creamos nosotros mismos hasta el último detalle, dejamos de hacer elucubraciones respecto a la realidad y vivimos en el presente. No tenemos que buscar suerte, perfección, unidad, armonía, o Dios, porque sabemos que todas ellas son creaciones humanas. En este momento se puede manifestar, en y por nosotros, la REALIDAD .

Fuente: Revista Pentagrama 4-1994