Actualidad,  Artículos

Confianza (en las circunstancias actuales)

Confianza (en las circunstancias actuales)

Crisis y nuevo orden – Lo que experimenté en mi pequeño espacio personal puede ocurrir a gran escala

Sólo tienes que decidir qué hacer con el tiempo que tienes, 

dijo Gandalf en El Señor de los Anillos de Tolkien.

Escuché en la radio, en relación con la crisis del coronavirus, que las ventas on line habían aumentado clamorosamente y que los clientes aprovechaban las restricciones impuestas para poner orden en sus propios hogares, lo que significa que ahora estas personas están considerando hacer aquellas cosas que siempre han dejado de lado en sus rutinas cotidianas. ¿Y yo, qué estoy haciendo?

También se me ocurrió reorganizar mi librería hace mucho tiempo. Había planeado donar algunos libros a la biblioteca pública… bueno, en este momento no puedo ir allí, pero puedo empezar a ordenar mis libros. Voy a vaciar la librería, de forma que tendré que distribuir todos los libros por la habitación. Algunos los colocaré en la mesa, otros en el sofá o en una silla, y luego los limpiaré.

Me encuentro de pie frente la librería vacía… ¿Cuál es la mejor manera de proceder? ¿En qué orden debo volver a colocar los libros? ¿Debo elegir un nuevo sistema o usar el de antes? Miro a mi alrededor, en la sala, y veo… ¡Un caos de libros! ¿Debo volver a poner los libros en orden alfabético o clasificarlos por el nombre del autor? ¿Pongo los libros favoritos en el lugar más accesible? ¿Y qué hago con los libros cuyo autor no es realmente importante, los ordeno por el nombre de la editorial? ¿Cómo se vería mi nuevo orden?

Me siento un poco abrumado cuando observo el revoltijo de libros. Entonces, empiezo por ordenar los libros que quiero regalar, lo que inicialmente aumenta el desorden. Pero después de probar algunas cosas, solo para más tarde rechazarlas y empezar de nuevo, surge un nuevo sistema. Se adapta mucho mejor a mis necesidades actuales y, finalmente, estoy muy satisfecho, sí, francamente aliviado, con el nuevo orden.

Cuando después me siento en mi terraza con un café y me relajo, veo una analogía en mi actividad. Lo que he experimentado en este pequeño espacio personal está ocurriendo a gran escala. Un virus hace que el mundo entero se suma en el caos, en la crisis. Pero tengo esperanza en mi corazón. De la misma manera que mi actividad ha dado lugar a un nuevo orden casi inevitablemente –lo cual es una actualización, una adaptación a mi estado mental actual– de la misma manera el mundo también es guiado –a través del caos creado por la crisis del Coronavirus– a una nueva remodelación u orden mundial. Estoy convencido de ello, lo he experimentado muchas veces en mi vida personal -¡y no solo en relación con mi librería! Necesitamos adaptarnos a las nuevas circunstancias de la vida y confiar en nuestra capacidad creativa para dar una solución, que está profundamente arraigada en nosotros. Aprovechemos los descansos obligatorios para escuchar por fin a la voz interior.

En lo profundo de todos los defectos hay perfección.
En lo profundo de toda impotencia hay calma.
En lo profundo de todos los problemas mundanos y en la miseria hay un propósito.
Buda

 

Texto: Anita Vieten, País: Alemania, Imagen: Nino Caré auf Pixabay CCO

Fuente: https://www.logon.media/es

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *