En La Rosacruz Áurea la espiritualidad es un aspecto fundamental que trabajamos a través de una serie de procesos iniciáticos o fases con los que llegamos al conocimiento verdadero, que es nuestro objetivo.

Consideramos necesaria la asistencia presencial a La Rosacruz Áurea porque entendemos que en el corazón de cada persona hay un núcleo espiritual en estado latente y, cuando este se activa se puede comenzar el camino del renacimiento espiritual, que requiere de una inmersión en un campo de fuerza espiritual para su nacimiento y desarrollo, como ocurre en el proceso de alumbramiento de un ser humano. Esta es la función de La Rosacruz Áurea, aportar este campo de fuerza divina, además de facilitar el aprendizaje y la reunificación con el Espíritu sin intermediarios personales.

En La Rosacruz Áurea la espiritualidad es fundamental en el proceso del renacimiento espiritual

Renace a una nueva consciencia a través del Gnosticismo Rosacruz, donde te explicamos detalladamente todo lo relativo al proceso para lograrlo, que recoge el legado dejado por una longeva herencia espiritual a lo largo de los siglos, que proviene de la alquimia de los rosacruces clásicos, pero con una actualización a nuestro tiempo.

Nuestra enseñanza requiere de un profundo estudio que ayude a discernir comprender la realidad que tienen un efecto sobre la persona a todos los niveles, ya sea de sus pensamientos, actos y sentimientos, siempre a través del corazón, donde está el núcleo espiritual que, más allá de buscar el desarrollo individual, pretende la unión y el desarroyo espiritual de toda la humanidad.