Dos campos de vida

Dos campos de vida

La vida de toda nuestra personalidad se desarrolla a partir de la tierra y en la tierra, y nada más. Esta vida, tal y como la conocemos por nuestra experiencia, consiste en un subir, brillar y desaparecer, un ir y venir en todos los aspectos de nuestra existencia terrenal.

 Sin embargo, existe al mismo tiempo otra vida que nos toca (………) Esta otra vida se halla muy cerca de nosotros; nos rodea. Se trata de una vida no procedente de la tierra; no perteneciente a la tierra; y que no puede explicarse desde el punto de vista terrenal. Hablamos del microcosmos y la mónada que lo irradia. El microcosmos procede del cuerpo solar; la personalidad, de la tierra.

Por lo tanto, existen de hecho dos estados de vida que se conectan mutuamente en determinado momento: una vida procedente de la tierra, y una vida procedente del cuerpo solar. (………..)

Puesto que estos dos se han unido para un poderoso fin, ciertamente no debemos decir “nuestra vida terrenal no tiene ningún significado; no sirve para nada”, porque nuestra vida terrenal tiene una tarea extremadamente importante que cumplir, concretamente la del proceso por el cual los dos deben volverse uno. (….)

A través de la posesión del estado del alma viva, el sistema humano completo es construido en un sistema de vida espiritual.

Jan van Rijckenborgh, “¡Despierta!”

 

Video-flash que explica dos realidades o dos campos de vida diferentes desde e punto de vista de la Rosacruz Áurea.

Para activarlo, esperar a que cargue, hacer click y seguir las indicaciones (next).